Pase el tiempo que pase, estemos donde estemos; hay cosas que simplemente no se olvidan.